Teatro en La Abadía

El Teatro La Abadía continúa con propuestas para final de año y principios del 2013. Todas las obras están reconocidas como Actividad de Pasaporte Cultural. Las siguientes funciones programadas son:

EL DICCIONARIO

María Moliner es admirada por su “Diccionario de uso del español”, una obra hercúlea que se atrevía a corregir a la mismísima Real Academia. Pocos conocen que su autora, una bibliotecaria callada y laboriosa, escondía una biografía de tragedia forjada a base de tesón.

Este texto inédito de Manuel Calzada Pérez nos introduce en la historia de esta mujer, pionera en la cultura española, a través de momentos clave de su vida para que, como dice uno de los personajes, “el tiempo acabe poniendo a cada cual en su sitio”.

El prestigioso director José Carlos Plaza debuta en La Abadía con esta pieza que nos adentra en los silencios de la vida de María Moliner, figura inconformista que se debatió entre un firme compromiso como madre y esposa y una entrega profesional que no siempre fue reconocida. El diccionario nos propiciará momentos de humor, ternura y el memorable retrato de una mujer imprescindible que consagró su vida a la lengua española y a reivindicar la cultura como llave de la igualdad.

CONSTELACIONES

Aracaladanza estrena en La Abadía su nuevo espectáculo, Constelaciones. Por tercera vez esta compañía se deja llevar por la obra de un pintor: después del holandés El Bosco y del belga René Magritte, un artista mediterráneo, Joan Miró.

Quién no conoce esas formas irregulares, esas curvas en llamativos colores? A veces no se sabe si son estrellas, lunas, partes del cuerpo, pájaros… pero parece que tienen música dentro y que se mueven. Y seguro que Aracaladanza sabrá evocar, a través del lenguaje de la danza y los vistosos trajes y objetos, la misma luz y la misma alegría que irradia la obra visual de Miró. ¡Viva la imaginación!

MARIDOS Y MUJERES

Gabe, escritor y profesor de literatura, y su mujer Judy, que trabaja en una revista de arte, no dan crédito cuando se enteran de que sus mejores amigos, Sally y Jack, aparentemente una pareja perfecta, han decidido separarse. A partir de esta noticia, la pareja comienza a plantearse si su matrimonio se basa en una relación realmente sólida.

Escrito en 1992, Maridos y mujeres es uno de los guiones más logrados de Woody Allen; él mismo ha declarado en varias ocasiones que la considera una de sus películas favoritas.

Àlex Rigola adapta por primera vez al teatro este brillante guión en torno a la complejidad de las relaciones de pareja, donde a través de los conflictos matrimoniales subyace también la inercia vital y las inseguridades, sentimientos íntimos a través de los que todos podemos sentirnos vergonzosamente -o no- reflejados.